De Fortines y Dragones. Cultura para un futuro en común



De Fortines y Dragones


A los búnkeres de Brunete, entre todos, se les puede dar una visión diferente. Para eso hay que tener la intención. Se pueden utilizar como un lugar de encuentro para generar diálogos, concordia, reconciliación y paz. Otra forma de afrontar los conflictos para superar el pasado. Unas construcciones y lugares que nos transformen y nos lleven desde pasados complejos a futuros diversos.


𝗣𝗮𝘀𝗮𝗱𝗼𝘀 𝗰𝗼𝗺𝗽𝗹𝗲𝗷𝗼𝘀, 𝗳𝘂𝘁𝘂𝗿𝗼𝘀 𝗱𝗶𝘃𝗲𝗿𝘀𝗼𝘀 fue el nombre de la campaña del Día Internacional de los Monumentos y Sitios de 2021, que se celebró el pasado 8 de abril. Día que «Espacio C» abordó para recordar que hay que 𝘀𝗲𝗻𝘀𝗶𝗯𝗶𝗹𝗶𝘇𝗮𝗿 𝘆 𝗱𝗮𝗿 𝗮 𝗰𝗼𝗻𝗼𝗰𝗲𝗿 𝗮 𝘁𝗼𝗱𝗮𝘀 𝗹𝗮𝘀 𝗽𝗲𝗿𝘀𝗼𝗻𝗮𝘀 𝗹𝗮 𝗿𝗶𝗾𝘂𝗲𝘇𝗮 𝗾𝘂𝗲 𝗽𝗼𝘀𝗲𝗲 𝗹𝗮 𝗵𝘂𝗺𝗮𝗻𝗶𝗱𝗮𝗱 en cuanto a patrimonios históricos y fomentar la conservación y protección de los mismos.


Usemos estas construcciones para crear un espacio donde aprender de los errores del pasado y superarlos de una vez por todas. ¿Seremos capaces de transmutar un pasado duro en un futuro reconciliador? Estoy convencida de ello, quiero decir un sí rotundo. Somos mayoría los que apostamos por comenzar un camino de esperanza. Estos monumentos pueden representar ese símbolo.


Para ello hay que pasar por la prueba de reconocerse y verse en el otro. Ser capaces de asumir que la división cierra puertas, encuentros y abrazos. Si elevamos la mirada hacia Europa, comprobamos cómo lugares que recuerdan esa cruda historia, han sido capaces de mutar el horror en aprendizaje. Usemos nuestra conciencia y humanidad.


El conjunto de fortines se podría reconvertir en un Museo de la Concordia. Los gestores culturales planteamos hacerlos visibles desde el entendimiento mutuo; crear un lugar de encuentro conciliador donde, desde nuestra historia y cultura, avanzar en innovación social, desarrollo local, cultura y pensamiento creativo hacia un futuro común a todas las personas.


Con la mirada puesta en el reencuentro entre pasado y presente, me voy volando unos kilómetros más al oeste, hacia los casi 80 Dragones de la Iglesia de nuestra Sra. de la Asunción de Robledo de Chavela, para poner este monumento como ejemplo de transformación cultural.


Os pongo en antecedentes. Carlos Martín, vecino de Robledo y reconocido especialista en restauración de patrimonio monumental, descubrió a tiempo el problema de inminente desplome y se pudo detener el grave riesgo que planeaba sobre la iglesia. Fue él quien intuyó que debajo de las bóvedas se podían encontrar pinturas enterradas y así fue como se fueron descubriendo y sacando a la luz estas increíbles pinturas murales de gigantes dragones medievales.


¿Por qué se pintaron estos protectores alados en esta preciosa iglesia gótica? Recordad el papel atávico que los dragones, como poderosos defensores de lugares sagrados, tuvieron en el medievo.


Desde Espacio C volvemos a poner la mirada en un pasado complejo para transformarla en un futuro diverso. Así nació Dragones de Robledo, Festival de Artes y Patrimonio, siendo Espacio C quien se encargó del diseño conceptual, así como de programación de #DragonesdeRobledo.


El uso del concepto de «lugar abierto» para utilizar espacios públicos, recuperando el ocio y la creación desde el exterior, en callejas y plazuelas compartido con otros espacios históricos de interior.


El extraordinario patrimonio arquitectónico, cultural y medioambiental de Robledo de Chavela fue puesto en valor, canalizado por las actividades artísticas propuestas en este Festival, siendo los vecinos y visitantes los protagonistas activos.


Recuperar el patrimonio cultural por medio de encuentros artísticos, como los propuestos desde el Festival Dragones de Robledo, con música, teatro, conferencias y tertulias, talleres creativos, lecturas y otras actividades, devuelven a los pueblos el lugar y la importancia que se merecen.

Posts Destacados
Posts Recientes
Archive